Saltar al contenido

Kaweco

Kaweco Sport negra y dorada

Kaweco es una firma de plumas estilográficas alemana que lleva más de 120 años ofreciéndonos plumas de calidad. A continuación vamos a conocer sus modelos más populares, así como su historia y la de sus fundadores, Heinrich Koch y Rudolph Weber.

Modelos

Aquí tenéis los modelos más emblemáticos de Kaweco, podéis elegir la pluma estilográfica de Kaweco que más os guste para conocer más información acerca de ella.

La firma Kaweco

Logo Kaweco Heidelberg Federhalterfabrik
Logo de Kaweco Heidelberg Federhalterfabrik

La historia de Kaweco nace cuando en 1889 Heinrich Koch y Rudolph Weber adquirieron la fábrica Heidelberger Federhalterfabrik y la convirtieron en una empresa de ámbito mundial.

La Heidelberger Federhalterfabrik

Esta fábrica fue fundada en Heidelberg en 1883 por Luce and Enßlen, y se dedicaba a la fabricación de portaplumas de madera. En ese momento, las plumas estilográficas y los plumines de oro se importaban de la empresa J. Morton, en Nueva York.

Heinrich Koch y Rudolph Weber adquieren la fábrica

Fabrica de Kaweco en Handschuhsheim
Fabrica de Kaweco en Handschuhsheim

No hay constancia del nombre de Kaweco en el directorio de Heidelberg hasta 1889, que fue cuando Heinrich Koch y Rudolph Weber la adquirieron. Además, montaron una nueva planta de producción en Handschuhsheim, en las afueras de Heidelberg. Los productos que allí se fabricaban tenían los nombres de las marcas Perkeo, Omega y Kaweco grabados y, además, se llevaban estampadas las iniciales HF, que significan Heidelberger Federhalterfabrik.

El significado del nombre Kaweco

El nombre que finalmente se quedó la marca, KA-WE-CO, es un acrónimo modificado de los nombres de sus fundadores, junto con a abreviatura de company. Por lo tanto, KA es del apellido Koch, WE es del apellido Weber y CO es de Company.

Empiezan a fabricar plumas a gran escala

Unos años más tarde, en 1903, empezaron a fabricar plumas estilográficas y otros utensilios de escritura en grandes cantidades, aunque siempre elaboradas a mano. La empresa norteamericana J. Norton seguía suministrándoles los plumines de oro.

La primera pluma de seguridad

Kaweco Pluma de seguridad o Safety Overlays 1911
Plumas de seguridad o Safety Overlays de Kaweco

En 1908 Kaweco patentó la primera pluma con sistema de seguridad (D.R.G.M. 224101) para que la pluma no gotease al guardarla en el bolsillo. Este sistema se aseguraba mediante una rosca en botón del mecanismo de la pluma y fue muy publicitada por la marca. Esta pluma estaba fabricada en ebonita negra con acabado liso o guilloché y salió al mercado en varios tamaños (600, 601…) con un precio de entre 12 y 20 marcos.

Anuncio de la pluma de seguridad de Kaweco
Anuncio de la pluma de seguridad («sicherheitsfüllhalter») de Kaweco

También salieron al mercado algunas ediciones especiales con su funda bañada en oro o baño en oro de 18 quilates y adornos de esmalte, plata o plata nielada.

Anuncio Kaweco años 10-20
Anuncio de Kaweco de la época «La mejor estilográfica del mundo»

Cabe mencionar que el modelo 616, lanzado en 1911, de longitud más reducida, vendido como una pluma para «damas, oficinistas y deportistas» fue el precursor del modelo Sport.

La expansión de Kaweco y la compra de J. Morton

Estos modelos patentados tuvieron mucho éxito, así que Kaweco empezó a expandirse y abrió filiales en Berlín, París, Zúrich y Viena, así como agencias en muchos países de todo el mundo. Todo esto le permitió comprar a su antiguo proveedor de plumines, J. Morton.

Anuncio plumas J. Morton 1912
Anuncio de plumas J. Morton en 1912

En 1913 Morton ayudó a Kaweco a establecer su propia producción de plumines de oro enviando ingenieros y máquinas a Heidelberg y enseñándoles su método de producción. Así fue como Kaweco se convirtió en la primera empresa alemana de estilográficas que fabricaba sus propios plumines de oro con punta de iridio soldada.

Plumines de Kaweco y J. Morton
Plumines de Kaweco que pudieron hacer con el apoyo de J. Morgan

Además, durante la Primera Guerra Mundial, Kaweco sumunistró los plumines de oro a otros fabricantes alemanes de estilográficas, que en esos momentos no podían importarlos de Estados Unidos e Inglaterra a causa de la guerra. De este modo, consiguió posicionarse como líder del mercado alemán.

Kaweco se convierte en una SA

En 1921 Kaweco se convirtió en una Sociedad Anónima. En ese momento, la empresa empleaba a 600 personas y producía alrededor de 130.000 plumas estilográficas al año. También crearon un nuevo lema: «La marca más antigua de Alemania«.

Kaweco de carga por palanca
Kaweco con carga por palanca

En este año también hubo una importante novedad en Kaweco, ya que se introdujeron en la producción las plumas estilográficas de carga por palanca.

Primeros indicios de crisis

Cuando Kaweco llevaba años en la empresa de la ola, allá por 1925 aparecieron los primeros indicios de crisis. La causa fue la aparición de grandes competidores alemanes como Montblanc y Soenecken fueron ganando terreno en el mercado, por lo hablar de la gran popularidad de Parker y sus estilográficas de colores, no solo en Alemania, sino en toda Europa. Por otro lado, el modelo tradicional de Kaweco, sus materiales y sus sistemas de carga estaban siendo superados por sus competidores, así que unos años más tarde, en 1929, tuvieron graves problemas financieros que acabaron en una sentencia judicial que obligó a iniciar un proceso de quiebra.

Badische Füllefderfabrik Grube & Woringen compra Kaweco y cambia el logo

Fue entonces cuando la empresa Badische Füllefderfabrik Grube & Woringen, en otras fuentes llamada Baden o Knust Woringen & Grube (firma Aurumia), compra el nombre de la empresa, las máquinas, las acciones y las patentes de Kaweco.

En ese momento, el logo pasó a ser una mezcla de ambas marcas con un círculo seccionado en tres partes, logo que aún se puede ver hoy con algunas modificaciones en las plumas de Kaweco. En la galería, a la izquierda vemos el logo de Kaweco antes de la adquisición, en el centro el logo de la Badische Federhalterfabrik Knust, Woringen & Grube antes de adquirir Kaweco y a la derecha la combinación de ambos tras la compra.

Años 30: Incremento de ventas

Anuncio Kaweco vintage
Anuncio italiano de Kaweco «Mantiene lo que promete»

En la primera mitad de los años 30 y tras la compra de Badische, Kaweco continuó produciendo, lanzaron al mercado estilográficas parecidas a las de Parker, con celuloide coloreado, y consiguieron un incremento de ventas del 52%. En 1931 la estilográfica a presión se adaptó a las nuevas líneas aerodinámicas que estaban de moda en ese momento.

Los modelos Dia y Colleg

Kaweco Dia con visor de tinta
Catálogo de la estilográfica Dia con visor de tinta y sus precios

En 1934 salieron dos estilográficas sin depósito de goma, con émbolo y visor de nivel de tinta. Para producir estos dos modelos, el Dia y el Colleg-durchsichtig, Kaweco tuvo que invertir mucho dinero, supuso muchos gastos, en parte por el éxito de la estilográfica de émbolo de Pelikan y por las patentes exacerbadas de esa marca.

Kaweco Colleg
Pluma Kaweco College con la caja y la papelería original

Aun así, la empresa siguió floreciendo y en 1937 ampliaron la fábrica, que ya contaba con más de 200 empleados.

Anuncio Kaweco Elite 1938
Anuncio de Kaweco Elite en 1938

La Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, como le ocurrió a casi todas las compañías europeas de estilográficas, su producción se vio afectada. En el caso de Kaweco, se detuvo por completo, ya que en 1943 la fabricación de utensilios de escritura se prohibió por ley. Varios meses después del fin de la guerra, con la reforma monetaria, la compañía recibió el permiso para reanudar el negocio, concretamente el 30 de octubre de 1945.

Fiable y leal

Logo de Kaweco con el pastor alemán
El apstor alemán de Kaweco, «zuverlässig und treu» («fiable y leal»)

El pastor alemán se convirtió en el nuevo animal heráldico de la marca, con un eslogan que decía «zuverlässig und treu«, es decir, «fiable y leal» o «confiable y fiel». En la boca, el pastor alemán una Kaweco Élite, muy popular en los años 40.

Anuncio en Francés de la Kaweco Élite con el pastor alemán en 1941

«Con Kaweco se escribe bien»

Este nuevo eslogan, «Con Kaweco se escribe bien«, empezó a oírse por la radio desde 1953.

Anuncio Kaweco Sonderklasse
Anuncio de la Kaweco Sonderklasse

En los años siguientes estuvieron a la venta un gran surtido de estilográficas con los modelos clásicos de los años 50 y con nuevos materiales gracias al moldeado por inyección.

Pluma Kaweco Luxe u96 con caja y papelería original
Kaweco Luxe con caja y papelería original de entre 1951 y 1953

Estos modelos son la estilográfica Sonderklasse, la Luxe, la Elite, la Sport o la Dia, así como un gran surtido de portaminas.

Catálogo Kaweco Elite 1955
Catálogo de Kaweco Elite 1955

A finales de los años 50, como todas las marcas de estilográficas, sufrió el declive causado por la aparición del bolígrafo.

Muere Friedrich Grube y sus familiares toman el relevo

El 5 de mayo de 1960 murió Friedrich Grube Senior y su hijo Friedrich, la esposa de éste, Liselotte y sus dos hijos se encargaron de la gestión de la empresa.

La gama de productos se ajustó a las líneas modernas con formas aerodinámicas y los plumines empezaron a estar parcialmente ocultos (hooded nib, plumín carenado), como las plumas Parker de la época.

En los años 60 Kaweco optó por el desarrollo y la fabricación de utensilios de escritura de consumo masivo, y así fue cómo las estilográficas escolares se convirtieron en su línea de producción más creciente.

Anuncio Kaweco Sport
Anuncios de Kaweco Sport

La Kaweco Sport fue un éxito, en parte porque se hizo una gran campaña publicitaria, pero a finales de los 60, en 1969, Kaweco volvió a las dificultades económicas y se declaró en bancarrota. Las patentes, los modelos registrados y las marcas comerciales se traspasaron a la nuera de Friedrich Grube, de la que ya hemos hablado, Lisselote, esposa de Friedrich Grube Jr. De esta manera, la empresa de Lisselote, «Lisselote Grube, Fabrik neuzeitlicher Schreibgeräte» pudo seguir fabricando la Laweco Sport y otros modelos.

Los Juegos Olímpicos de Múnich 72 y la Kaweco Sport

Kaweco Sport Set Juegos Olímpicos Munich 72
Kaweco Sport Set para los Juegos Olímpicos de Munich 72

Los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 fueron muy importantes para Kaweco. Compraron una licencia para los XX Juegos Olímpicos y lanzaron el set Sport con una estilográfica Kaweco Sport, un lápiz mecánico y un colgante especial de joyería con los logos de Múnich ’72 por un lado y el de los JJOO por el otro. Este colgante iba unido a la funda de la estilográfica y del lápiz mecánico.

Las compañías de seguros valoraron la Kaweco Sport como un modo de publicidad.

Fin temporal de Kaweco en 1986

Sin embargo, en la década de los 70, los utensilios de escritura se convirtieron definitivamente en un objeto de consumo barato, lo cual supuso el fin de la mayoría de marcas de estilográficas o, al menos, una época de declive propensa a la desaparición. Esto fue lo que le pasó a Kaweco, que tuvo unos años de poca actividad y que acabó en el fin (temporal) de la compañía en 1986.

Gutberlet compra Kaweco

Afortunadamente, la Sport había cautivado unos años antes a Michael Gutberlet, diseñador de artículos de escritura y poseedor de una amplia colección privada desde 1980.

Michael Gutberlet, dueño de Kaweco
Michael Gutberlet en 2016

En 1994, Michael Gutberlet, a través de la empresa h&m gutberlet gmbh adquirió el nombre de la marca comercial de «KAWECO» en la mayoría de países relevantes y relanzó un nuevo set Sport basado en el diseño de Kaweco Sport de 1935.

Estos excelentes instrumentos de escritura de bolsillo estuvieron disponibles en distintos formatos: plumas estilográficas, roller, bolígrafos, portaminas y lápices mecánicos.

Diplomat se convirtió entonces en el socio de ventas exclusivo, hasta que en 1999 fue vendida.

Kaweco King Limited
Kaweco King Limited Edition en 2006

En la actualidad, h & m gutberlet gmbh sigue siendo la propietaria de la marca Kaweco, además de fabricar componentes para utensilios de escritura. Su lema es «Tradición enfocada hacia el futuro» y sigue desarrollando series limitadas de la Kaweco Sport con materiales acrílicos mezclados a mano (ART Unikat). También produce ediciones limitadas de lujo orientadas al mercado del coleccionismo y basadas en modelos históricos de Kaweco, como la Combimatic 711 en celuloide azul y la King Limited Edition.

En 2007 relanzaron el modelo Dia con su decoración tradicional, tanto en la versión de pluma con cartucho, como en bolígrafo.

Hoy en día, la gama de productos continua ampliándose. El diseño clásico y la fabricación de alta calidad siguen siendo el núcleo de la filosofía de la marca. Los instrumentos de escritura de Kaweco están disponibles en más de 40 países.