Saltar al contenido

Historia de las plumas estilográficas más emblemáticas

En esta web podrás encontrar toda la información sobre las marcas de plumas estilográficas más importantes y representativas, así como sus modelos más famosos que han hecho historia.

Marcas de plumas estilográficas

Elige la marca sobre la que quieres más información y allí encontrarás sus modelos más importantes, tanto de plumas estilográficas antiguas como actuales.

Glosario y diccionario de términos técnicos sobre estilográficas

¿Qué es una pluma estilográfica?

Es un instrumento de escritura alimentado por un depósito de tinta. El alimentador, en contacto con el depósito y el plumín, proporciona tinta a la punta, que pinta sobre un papel por capilaridad y la acción de la gravedad.

Diferencias entre plumas estilográficas y estilógrafos

Antes de empezar a detallarte lo que es una pluma estilográfica, me gustaría que decirte que, aunque en muchos países, estas dos palabras son sinónimas, se refieren a instrumentos distintos. La estilográfica sirve para escribir, mientras que el estilógrafo sirve para dibujar.

Muchos de los que ya hace bastantes años estudiaron dibujo técnico se acordarán de los famosos Rotring. Esos odiados instrumentos sirven para delinear.

¿Estilográfica o pluma fuente?

Ambos términos son correctos. Estilográfica es la palabra que se utiliza en España fundalmente, mientras que el calco del ingles pluma fuente (fountain pen), se utiliza mayoritariamente en latinoamérica.

¿Por qué se le llama pluma?

Las plumas estilográficas no son más que un avance técnico sobre el instrumento de escritura que se utilizaba en el siglo XVII, la pluma de ave. Normalmente, se utilizaba pluma de ganso.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar plumas estilográficas

Hay una serie de aspectos en los que debes pensar antes de decidirte a comprar una pluma. A mi juicio son los siguientes:

El uso que le darás a la pluma

Debes tener en cuenta si la situación en la que vas a escribir, la pluma corre el riesgo de ser maltratada: polvo, caídas, etc. De ser así es mejor que te decantes por una pluma barata.

En cambio, si el uso que le vas a dar es más tranquilo y seguro, como en una oficina, puedes decidirte por una pluma de gama media o alta. Así podrás escribir con mayor facilidad y cansándote menos.

Una ocasión importante, merece una pluma importante. Puede parecer sibarita, pero si vas a firmar algo de muy relevante, hay que firmar con algo contundente. Qué mejor que firmar la compra de tu casa con una Montblanc 146 Le Grand.

Los materiales

Tienes en el mercado plumas de todo tipo de material: plástico de diversas clases, madera, hueso, goma dura, resina… Se puede hacer una estilográfica con casi cualquier material.

El material más conveniente depende otra vez del uso que le vayas a dar. Todos tienen ventajas e inconvenientes. Lo mas habitual es el plástico, ya que las hace ligeras, funcionales y son fáciles de fabricar.

Ten en cuenta que la nobleza del material influye en su aspecto. Compra siempre lo que te gusta.

Elige el plumín que mejor se adapte a tus gustos

Hay infinidad de puntos (grosor de línea) a la venta, de hecho cada fabricante tiene los suyos. Prueba muchas plumas y decide. Si en la tienda se niegan a que la pruebes, propónle probarla cargada de agua, te ayudará a elegir la mejor pluma para escribir en ese momento de tu vida.

Ten en cuenta que, si te gustan las estilográficas, llegarás a tener muchas. Las plumas tienen caracter propio. Todas tendrán ventajas e inconvenientes, en algún momento de tu vida. Muchas veces la pluma que detestas hoy, la amas mañana. Una pluma es una compañera con la que habrá días que te lleves mejor que otros.

También están disponibles multitud de tallados: el itálico, el de arquitecto, el stub, el arábigo… Así como puedes encontrar plumines rígidos, flexibles, semiflexibles. Esto es un mundo que posibilidades que debes explorar.

El sistema de carga

Elige el sistema de carga que mejor te vaya. Los cartuchos son cómodos, pero, aunque se pueden rellenar, no son ecológicos y te limitan la elección de color de tinta.

Los convertidores aerométricos y los cargadores por pistón o palanca son limpios una vez que te acostumbras. La ventaja de este tipo de carga es que lo puedes llenar con cualquier color de tinta. Basta con meter la pluma en el tintero y accionar el mecamismo.

Existen multitud de tintas para estilográficas, cada una con su encanto especial.

¿Es mejor comprar una pluma antigua o moderna?

Es distinto. La técnica ha avanzado mucho y, muchas veces, el cariño ha retrocedido. Esto es una forma de resolver el dilema.

Las plumas antiguas fueron diseñadas con la intención de resolver los problemas que presentaba la escritura antiguamente, por lo que el ingenio estaba muy agudizado. También se cuidaba mucho el diseño, ya que las plumas eran un símbolo de estatus social. Una ventaja de esto es que se puede conocer la historia y la evolución de la humanidad a través de ellas. Estudiar los cambios que sufrieron las estilográficas a lo largo de la historia, hace comprender muchas cosas.

Por otro lado las estilográficas modernas son cuasi perfectas. La tecnología ha avanzado tanto que raramente dan problemas. Una pluma moderna de buena calidad escribe a la perfección y es también una representación del tiempo que vivimos.

Ante este dilema, a mi juicio, lo mejor es tener un poco de todo.

El precio de una pluma estilográfica

El costo de una pluma es muy variable. Hay plumas desde menos de 1 € no desechables que escriben razonablemente bien, aunque, claro está, no puedes esperar mucho de ellas.

También tienes plumas desechables como las Pilot V-Pen que escriben a las mil maravillas. De todas formas no te recomiendo una desechable por el mero hecho de serla, no es ecológico ni te durará toda la vida como una normal.

En el extremo contrario tienes plumas que cuestan miles de euros, incluso millones si es una edición limitada, como Aurora Diamante, que cuesta alrededor de un millón y medio de euros y que se tiene por la pluma más cara del mundo.

Los extremos nunca son justos, por tanto, dentro de la gama razonable puedes encontrar muy buenas plumas por unos 25 €, como la Lamy Safari, o plumas joya, como las Montblanc o las Aurora, en un rango de precios entre los 400 y 1000 €. Pueden parecer caras, pero duran toda la vida y conservan valor. Piensa en una cosa ¿cuánto has gastado en bolígrafos a lo largo de tu vida, y qué valor tienen ahora?

Coleccionismo

Una estilográfica es un objeto bello, una obra de arte según mi entender. Esto las hace coleccionables y las convierte en una afición.

Las plumas son objetos delicados que requieren mantenimiento, limpieza, ajustes y cuidados. Pasar tiempo observando sus detalles y particularidades es una buena forma de entretenerse y pasarlo bien. Además de, claro está, escribir con ellas.

Escribir con una pluma no es como escribir con bolígrafo. La tinta fluye de manera distinta y es mucho más natural. Tampoco se asemejan a un roller. Estos escriben mejor que un bolígrafo, sí, pero sientes que la tinta no fluye de la misma manera. Una pluma es una prolongación natural y ancestral de tu mano cuando quieres anotar tus pensamientos.

Razones para escribir con estilográfica

He grabado un vídeo con las quince razones por las que considero que hay que escribir con pluma. Espero que lo disfrutéis.