Saltar al contenido

Lamy

Pluma estilográfica Lamy 2000

La marca de estilográficas Lamy es una de las más populares hoy en día y, sin duda, marca tendencia. Sin embargo, esta marca lleva 90 años en el mercado, así que vamos a conocer su historia y sus modelos más populares.

Modelos

La firma

Lamy fue fundada por Josef Lamy en Heidelberg, Alemania, en 1930. Josef Lamy había trabajado hasta la fecha como representante de ventas y director de exportación de The Parker Pen Company en Alemania, así que conocía el negocio. En 1930 decidió crear su propio negocio poniendo en marcha una fábrica de estilográficas, la Orthos Füllfederhalter-Fabrik, en Heildelberg, con un solo empleado.

Anuncio de estilográficas Orthos en 1930

Unos inicios prometedores

El inicio de la empresa fue bueno. Después de la Primera Guerra Mundial, Lamy había adquirido la empresa de estilográficas Artus Füllfederhalte-Gesellschaft Kaufmann & Co., principalmente para poder obtener máquinas de modelo por inyección.

Los dos primeros primeros modelos estuvieron claramente inspirados en la Parker Duofold. Una de ellas, para caballero, tenía dos anillos en el capuchón y clip con bola. La otra era de señoras y tenía una anilla para pasar la cinta. Ambas se fabricaron en varios colores.

1933: Primera patente

Fue en el año 1933 cuando Lamy patentó su primer modelo fruto de su propio diseño, que resultaba ser una mezcla entre estilográfica y un lápiz.

Segunda Guerra Mundial: Orthos y Artus

Anuncio de la pluma Artu
Anuncio del modelo Artus

A principios de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, ya habían fabricado más de 200.000 plumas estilográficas comercializadas bajo las marcas Orthos y Artus. Las estilográficas Artus eran novedosas, llevaban un mecanismo patentado de carga por émbolo.

Anuncio de la pluma Lamy Artus
Anuncio en prensa de la Lamy Artus

Por esas fechas, la empresa también lanzó al mercado los modelos Record, Ballit y Favorit, además, adquirió patentes para poder desarrollar plumas estilográficas desde el principio hasta el final.

Años 50: Cambio de nombre y lanzamiento de la LAMY 27

Anuncio en prensa de la Lamy 27
Anuncio de la Lamy 27

En 1948 la empresa pasó a llamarse C. Joseph Lamy GmbH. La marca siguió por un buen camino y en 1952 lanzaron al mercado la pluma estilográfica LAMY 27 con plumín carenado con un innovador sistema: el «Tintomatik«. Este sistema tenía dos alimentadores y 21 alvéolos libres, por lo tanto, aseguraba un flujo de tinta suave, limpio y uniforme.

Anuncio en revista de la Lamy 27
Anuncio del modelo 27

Además, la Lamy 27 simbolizó el nacimiento de la marca de instrumentos de escritura con el nombre de LAMY, tal y como la conocemos hoy en día, ya que que hasta momento se habían comercializado bajo el nombre de Orthos y de Artus.

La Lamy 27, gracias a su diseño y a su tecnología innovadora, supuso el despegue definitivo de la marca. Fue un éxito de ventas, en parte gracias a la intensa campaña de marketing que desplegaron.

Unos años después, en 1958, ya existían en el mercado 12 variantes del modelo original, de distintos colores y cuyos componentes básicos se podían intercambiar, haciéndola así más atractiva.

Nueva ubicación de la empresa en Wieblingen

A finales de los años 50, concretamente en 1957, C. Josef Lamy GmbH cambió la localización de la empresa a su actual ubicación en el distrito en Wieblingen. Heidelberg, Alemania.

Lamy Exact: el primer bolígrafo alemán

Anuncio en prensa del bolígrafo exact
Lamy Exact en prensa

Lamy no se iba a quedar atrás en el mercado de los bolígrafos, así que en 1964 lanzó al mercado el LAMY Exact, el primer bolígrafo de Alemania con un recambio de gran capacidad y una punta de acero inoxidable. Así. Lamy consiguió establecerse en el mercado de los bolígrafos de calidad superior. Tuvo un gran éxito de ventas, tanto en Alemania como en el extranjero, así que contribuyó en gran medida a la buena facturación de la empresa esos años.

Años 60: Dr. Manfred Lamy y lanzamiento de la Lamy 2000

Foto de Manfred Lamy
Dr. Manfred Lamy en 1966

En esta década tiene un papel muy importante el joven director de marketing Dr. Manfred Lamy. Manfred era doctor en economía e hijo del fundador de la empresa. En 1962 entró como director de marketing y años más tarde, en 1973, asumió la dirección de la empresa.

Manfred, además de poner en marcha buenas estrategias publicitarias. buscaba nuevas oportunidades para fortalecer el perfil de la marca LAMY en cuanto al diseño. Se fijaba, sobre todo, en marcas como Braun y Olivetti, que eran en ese momento estándares pioneros en el diseño de productos. Manfred se encontró por casualidad con el ex-diseñador de Braun, Gerd A. Müller, que había sido alumno de la Bauhaus, y decidieron trabajar juntos. Poco después definieron un proyecto conjunto: querían diseñar una pluma estilográfica basada en la tradición de la Bauhaus.

Anuncio de la Lamy 2000
Anuncio de la Lamy 2000

Así fue cómo lanzaron en el otoño de 1966 la Lamy 2000, basada en los principios de la Bauhausla forma sigue a la función”. Por lo tanto, a diferencia de los instrumentos de escritura de otras marcas, éste no presentaba ningún exceso, ni decoración, ni ningún accesorio superfluo de diseño que no hiciese falta. La Lamy 2000 se centró en la función práctica y sentó así las bases de la firma, ya que la funcionalidad aún está en la esencia de la marca, cuyos diseños siguen siendo minimalistas y prácticos.

Nuevos estándares: acero inoxidable y Makrolon

Otro aspecto importante es que estableció nuevos estándares en términos de elaboración y fabricación, ya que combinaba el acero inoxidable mate y el Makrolon (policarbonato), lo cual supuso un reto, ya que eran materiales difíciles de trabajar y completamente nuevos a mediados de los sesenta.

Lamy design, la estilográfica para la gente joven

A finales de los 60, en 1968, sacaron a la venta otra pluma enfocada para la gente joven, de entre 14 y 24 años, en el perfil de estudiante de secundaria y universitario.

Años 70: Serie cp1, puntos de venta especializados y nuevo enfoque comercial

En 1974 salió la serie cp1 de Lamy y resultó ser un éxito. Los utensilios de escritura de esta serie estaban fabricados completamente de metal y eran muy delgados, y gustaron especialmente al público femenino. El bolígrafo de esta serie se convirtió en el más vendido de su gama en Alemania. Además, la colección recibió varios premios de diseño.

Distribuidores especializados

Fotografía de un distribuidor de Lamy
Tienda de distribuidor

En los años 70 también se pusieron en relevancia la importancia de una buena distribución. Así Lamy sólo confiaba en puntos de venta y distribuidores especializados. Crearon recursos promocionales atractivos como el nuevo “Centro de Escritura de Lamy” (“Lamy Schreibcenter”), así como que lanzaron campañas creativas de promoción y exhibición de productos con stands muy cuidados y por último, el “Consejo Asesor de Distribuidores de Lamy”. Todo ello dotaba a la marca de prestigio, calidad y especialidad.

Dr. Manfred Lamy, nuevo director general

Fotografía de Manfred Lamy, director de Lamy
Dr. Manfred Lamy

Por otro lado, en 1973 El Dr. Manfred Lamy, hijo del fundador y director hasta ese momento del departamento de marketing, se convirtió en el único director general de la empresa C. Josef Lamy GmbH.

Campaña de publicidad agresiva

Paralelamente al crecimiento del éxito en el mercado, pusieron en relevancia el aspecto comercial y crearon un nuevo enfoque de Lamy sobre las comunicaciones. En 1976 lanzaron una nueva campaña publicitaria, que fue premiada en Alemania y que llevó a Lamy a la mente del público, además de darle forma carácter de la marca hasta los años 90. Al principio sólo aparecieron los anuncios en Der Spiegel, pero la campaña duró desde 1976 hasta 1990 con el eslogan «Lust am Schreiben«, es decir, «Pasión por la escritura«, convirtiéndose así en una de las estrategias y campañas de marketing más reconocidas y premiadas.

Años 80: Lanzamiento de la Lamy Safari

La Lamy Safari se presentó como novedad en la Feria de Frankfurt en 1980. En ese entonces, nadie podría adivinar que algún día sería la pluma más vendida del mundo.

Stand promocional de la Lamy Safari
Stand de la Lamy Safari

El modelo Safari permitió a Lamy conquistar por primera vez al público objetivo de 10 a 15 años, es decir, el perfil del joven estudiante. La Safari fue el resultado de un extenso trabajo de investigación en el campo de la psicología juvenil y de una estrecha colaboración con el diseñador Wolfgang Fabian y el Grupo de Desarrollo de Mannheim bajo la dirección del Prof. Bernt Spiegel.

Estuche y papelería de la Lamy Safari
Presentación de la Lamy Safari

El éxito residió en el diseño ergonómico y la robusta elaboración, ya que se adaptaba perfectamente a las necesidades de los escolares, aunque también convenció rápidamente a muchos aficionados adultos, tal y como sigue sucediendo hoy en día. La Lamy Safari de los orígenes se caracterizaba por estar fabricada de plástico ABS verde oliva con boquilla de sección ahuecada para adaptarse a los dedos de los jóvenes estudiantes.

Época de bolígrafos: Lamy white pen, logo, unic, twin y abc.

Lamy White Pen
Lamy white pen

Los años 80 también estuvieron marcado claramente por los bolígrafos. En 1982, salió al mercado el Lamy white pen, diseñado por Wolfgang Fabian, la primera herramienta de escritura blanca, con el gran eslogan «Lo blanco es bello«. Con este lema surgió la idea de este tipo de estrategia publicitaria para promocionar nuevos productos. Ese mismo diseñador fue artífice un año más tarde del Lamy Logo, un bolígrafo con clip pulsador, que se convirtió en uno de los bolígrafos más vendidos y preferidos por todos.

Un poco después, en 1984, se lanzaron el Lamy unic y el Twin pen, un bolígrafo que se transformaba en portaminas girando el cuerpo, diseñador por Gerd A. Müller, el diseñador de la aclamada Lamy 2000.

Por otro lado, en 1987 salió el Lamy abc, fabricado de madera y de plástico rojo, que fue desarrollado con el asesoramiento de pedagogos. Así, este bolígrafo estaba pensado para favorecer el correcto aprendizaje de la escritura para los más pequeños.

Tecnología e independencia: “Made in Germany”

Foto de la fábrica de Lamy
Fabrica de Lamy

En los años 80 también se pusieron en relevancia los altos estándares tecnológicos de Lamy, especialmente en su almacén central donde contaban con estanterías altas equipadas con un sistema de control ultramoderno. También fue una década de cambios en la fábrica, con la apertura de la nueva sala de moldeo por inyección. Esto le permitió a Lamy dar un gran paso hacia la independencia, ya que eran capaces de fabricar todos los componentes de sus plumas estilográficas, así como recambios y cartuchos. Por lo tanto, podían subrayar su promesa de calidad con el «Made in Germany» (“Fabricado en Alemania”), que es un sello de garantía hoy en día.

Maquinaria de la fábrica de Lamy
Interior de la fábrica de Lamy

En 1986 se cumplieron 20 años de Lamy Design (lanzamiento de la pluma Lamy 2000) y, entre sus celebraciones, se rediseñó la entrada de la central para reflejar los principios del Diseño Corporativo de Lamy.

Foto del exterior de la fábrica de Lamy
Exterior de la fábrica de Lamy

En julio de ese mismo año, C. Josef Lamy, su fundador, falleció a la edad de 87 años.

Premio Europeo de Diseño 1988

Premio de diseño de 1988 otorgado a Lamy
Detalle del premio

El inconfundible diseño de Lamy no tenía que ver sólo con el producto sino que también está muy presente en el embalaje, la publicidad, la presentación en el punto de venta e incluso en la arquitectura de la empresa. Este enfoque global se ve recompensado cuando la Comisión de la Comunidad Europea otorgó a Lamy el recién creado «Premio Europeo de Diseño” en 1988.

La tinta Lamy y la total independencia

Máquina probando tintas Lamy
Máquina probando las tintas

Siguiendo la idea de independencia y de 100% “Made in Germany”, Lamy inició en 1989 la producción de un surtido de tintas propias, lo cual le llevó a incrementar su producción. Así, consiguieron al fin la total independencia y consiguieron que todo se fabricase en las instalaciones de la empresa, desde la manufactura de los mecanismos, pasando por el moldeado por inyección, los clips, los plumines, las minas y los cartuchos y, llegando, al fin, a la propia tinta.

Años 90: Lamy swift, pico, 30 aniversario de Lamy design

En 1990 lanzaron un innovador modelo, el Lamy swift, con clip escamoteable y sin capuchón. En esta década Lamy siguió contando con la colaboración de diseñadores de todo el mundo, como el suizo Franco Clivio, que diseñó el Lamy pico, así como con Richard Sapper, que diseño el dialog 1.

Foto del centro de I+D de Lamy
Centro de I+D de Lamy

En 1996 se celebró el 30 aniversario de la estilográfica que supuso un referente en el diseño de Lamy, la 2000. Entre los festejos, se abrió la nueva Galería Lamy, una sala de cristal inundada de luz con paredes cubiertas de grandes cuadros. Justo al lado estaba el Centro de Desarrollo y Taller de Innovación, un edificio futurista (un cubo de vidrio negro con paneles solares, cables de acero plateado y postes) en el que Lamy ha estado diseñando, probando y fabricando nuevos productos desde entonces y hasta ahora y que es un referente y el buque insignia del diseño y la tecnología avanzada de Lamy.

Años 2000: premios y 40 aniversario

Como para todos, la entrada en el nuevo milenio supuso un desafío para la empresa. En 2004 Lamy recibió el Premio de Diseño de la República Federal de Alemania, conocidos como los «Oscars del diseño», por el Lamy pico.

Por otro lado, en 2006 se celebró el 40 aniversario de la Lamy 2000 sacando una nueva edición de esta pluma, ahora fabricada en cerámica de alta tecnológica y altamente pulida. Ese mismo año, el Dr. Manfred Lamy, de 70 años de edad, dejó la dirección de la empresa, aunque quedó como presidente del consejo asesor.

De 2010 hasta ahora

En 2010 Lamy volvió a ganar el prestigioso Premio de Diseño de la República Federal de Alemania con el Lamy noto, un bolígrafo de diseño inmaculado.

Lamy scala

En 2012 sacó al mercado la Lamy scala, una pluma diseñada por Sieger Design, que mantiene un diseño puro y funcional, con un acabado pintado de alta calidad y unos detalles cromados de alto brillo.

Nueva serie de la Lamy 2000

Imagen del modelo Scala
Modelo Scala

En 2013, casi medio siglo después del lanzamiento de la Lamy 2000, revelaron una nueva serie de la incónica LAMY 2000 de alta calidad fabricada totalmente metálica en acero inoxidable. Ese mismo año, Lamy es premiada con el «German Standards Brand Award» («Premio a la Marca de Estándares Alemanes») en la categoría «Pluma estilográfica».

50 aniversario de Lamy Design: Not just a pen

En 2016 se cumplió el 50 aniversario de Lamy Design desde que salió al mercado la Lamy 2000 que fue una revolución. Con el eslogan «Not just a pen» («No sólo un bolígrafo»), Lamy experimentó su desarrollo en una marca como un estilo de vida.

Publicidad de Lamy con su nuevo eslogan
Nuevo slogan de la marca

Como parte de la celebración del 50 aniversario, Lamy abrió su primera tienda insignia en Heidelberg y confirmó su compromiso con el lugar, así como su marca y promesa de calidad «Made in Germany». Por último, destacaron sus 50 años de historia del diseño en una exposición: «Herramientas de pensamiento» (MAK Frankfurt, Sept. 2016 – Feb. 2017) donde se retrataba el proceso de diseño en Lamy como una compleja interacción entre la empresa, los diseñadores y los desarrolladores de productos.

Revista Lamy Specs

LAMY SPECS VOL 1

Last chance! Make sure to get your copy of LAMY specs Vol. I now – the second issue is about tolaunch soon! Are you curious already?

Posted by LAMY Singapore on Tuesday, May 15, 2018

En 2018 lanzaron una revista, la LAMY specs, que muestra la otra cara de la marca, dando una visión del universo Lamy con contenidos analógicos y digitales, que se pueden entrelazar con aplicación de realidad aumentada, con animaciones 3D y videoclips. También ese mismo año se abrió una tienda conceptual en Nueva York, en el barrio del Soho.

Nuevo liderazgo

Fotografía del nuevo equipo directivo de Lamy
Nuevo equipo directivo

En junio de 2019 se conformó un nuevo liderazgo en Lamy y la empresa empezó a ser dirigida por un equipo formado por tres empleados de larga duración: Beate Oblau, Thomas Trapp y Peter Utsch.

A día de hoy las plumas de la marca Lamy son de las favoritas de muchos jóvenes que se sienten atraídos por el diseño funcional y llamativo al mismo tiempo, en especial de modelos como la Safari, siendo una de las más vendidas, así como la Al-Star o la LX.

Su fundador: Josef Lamy

Fotografía de Josef Lamy
Josef Lamy

C. Josef Lamy nació en 1899 en Alemania y murió en 1986 a la edad de 87 años. En los años 20 trabajó como representante de ventas para la compañía americana Parker Pens en su sucursal en Alemania, hasta que en 1930 decidió crear su propio negocio de estilográficas y puso en marcha una fábrica, la Orthos Füllfederhalter-Fabrik, en Heildelberg.

Poco a poco la marca fue creciendo y un momento clave de su biografía y de su compañía fue cuando la empresa pasó de comercializar productos bajo el nombre de Orhtos y Artus y su apellido, Lamy, tomó el frente hasta hoy.

Fotografía de Manfred Lamy
Manfred Lamy

Otro momento importante en su vida fue cuando su hijo, el Dr. Manfred Lamy, se hizo cargo del Departamento de Marketing y unos años después, le sucedió como director de la compañía en 1973, hasta que se retiró en 2006.

Modelos emblemáticos

Ahora vamos a conocer los modelos más emblemáticos de plumas estilográficas Lamy con las que se ganó un renombre mundial y las que a día de hoy son las más vendidas del mercado.

Lamy 27

1952

Lamy 27 color negro
Lamy 27
Lamy 27 negra
Modelo 27

Lamy 2000

1966

Fotografía de la Lamy 2000
Lamy 2000

Lami Safari

1980

Lamy Safari 1980 con caja
Presentación de la Lamy Safari
Lamy Safari 1980 desmontada
Pluma desmontada
Lamy Safari 1980
Vista de la pluma encapuchada y sin capucha

Lamy abc

1987

Foto de la Lamy ABC
Modelo ABC

Lami Al-Star

1997

Lamy Al Star 1997
Modelo Al-star

Lami Scala

2012

Lamy Scala 2012 en morado
Modelo Scala morada
Fotografía de la Lamy Scala rosa
Modelo Scala en rosa

Lami Lx

2016

Varios colores de Lamy Lx
Modelo LX