Saltar al contenido

Bulletproof

El término bulletproof [ˈbʊlɪtpruːf], a prueba de bala en castellano, hace referencia a los siguientes dos conceptos relacionados con las plumas estilográficas:

Pluma estilográfica bulletproof

Se dice que una estilográfica es bulletproof cuando está construida de una forma que la hace muy resistente y que, por tanto, puede aguantar el maltrato de sus usuarios sin deteriorarse.

Un ejemplo de estas plumas es la pluma Parker 45 que, por sus materiales y su forma, es una auténtica pluma bulletproof.

Parker 45 arrow
Parker 45

Tinta bulletproof para estilográficas

Se le llama tinta bulletproof a aquella que una vez sobre el papel es imposible de borrar. Para conseguir esto, los colorantes de la tinta deben adherirse a las fibras del papel.

Muchas de los fabricantes de tintas tienen este tipo de tintas en su catálogo, entre ellos Pelikan y Noodler’s.

Una buena traducción al castellano de este concepto podría ser indeleble.