Saltar al contenido

Esmalte (Enamel)

El esmalte, enamel en inglés [ɪˈnæməl] se trata del resultado de la aplicación de la técnica del esmaltado en una pluma estilogŕafica. Consiste en una fina capa de vidrio que se adhiere a la superficie de un metal para conseguir decorarla o dotarla de protección.

Este esmalte puede ser de tres maneras distintas: transparante, con o sin tinte de color; translúcido, dándole un aspecto turbio, con o sin tinte, y, finalmente, completamente opaco.

El esmaltado puede darse en toda la pluma, pero es frecuente que se use en solamente en el capuchón, como es el caso de la Parker 41 Debutante.

Capuchón Parker 41 Debutante
Capuchón de una Parker 41 Debutante en la que se utilizó el esmaltado

Algunos ejemplos de plumas esmaltadas son la Lady Sheaffer 642 o la Waterman Laureat.

Waterman Laureat esmaltada
Lady Sheaffer 642 esmaltada

Técnica del esmaltado

La técnica para conseguir un esmaltado sobre metal consiste en la aplicación de cristal en polvo con un sustrato que, al calentarse a una temperatura entre 750 y 850º C, se funde, formando una capa suave y muy resistente a las agresiones mecánicas y químicas, además de tener una extraordinaria durabilidad.

Cabe destacar, como inconveniente, que, si el metal de la estilográfica se deforma, tiende a craquelarse y romperse.

Historia

Se trata de una técnica milenaria, que ya conocían los Egipcios y los Griegos, que la utilizaban para dar mayor brillo a alhajas.