Saltar al contenido

Waterman Patrician

Waterman patrician Onyx

La Waterman Patrician pretendía ser el modelo insignia de la compañía en los años 30, pero, a pesar de tratarse de una estilográfica extraodinariamente bella, no fue precisamente un éxito de ventas debido a que la Gran Depresión coincidió con el año de su lanzamiento.

No se trata de una pluma con grandes innovaciones técnicas, pero debido a su estética y su momento merece que se estudie a fondo su historia.

Historia

Waterman lanzó la pluma en 1929 y con ella se adentraba, muy por detrás de sus competidores principales Sheaffer y Parker, en la fabricación de plumas estilográficas de celuloide.

Se trataba de una pluma de lujo. Su precio fue de 10 $, unos 135 € actuales, inflacionando el precio, al cual había que sumar otros 5 $ (aproximadamente 65 € inflacionados) si se quería el lápiz mecánico a juego.

El hecho de que la pluma tenga un nombre propio, hace pensar que Waterman quería darle una gran importancia a este modelo, ya que prescindió de la numeración estándar que designaba a sus plumas desde 1917.

Pluma y lápiz Waterman Patrician Onyx en estuche original
Estuche con el juego de pluma y lápiz mecánico en color Onyx

El año 1930 fue el elegido para lanzar al mercado una versión de señora de la pluma, llamada Lady Patrician, que se incluyó en la lína Ink-Vue de la marca, con ciertas innovaciones técnicas, tras desaparecer la gama Patrician.

Waterman Lady Patrician en Negro
Modelo Lady Patrician en color negro

El alto precio de la pluma en un momento de gran crisis económica jugó en contra de las ventas de la pluma, que desapareció del catálogo de Waterman en 1936 sin haber cosechado grandes ventas.

Descripción de la pluma

La pluma fue patentada bajo registro USD81248S, presentada el 23 de enero de 1930 y concedida a Gabriel Larsen, diseñador de otros modelos de la marca, el 27 de mayo de 1930.

Patente del modelo Patrician
Patente USD81248S

Se trata de una pluma grande, contundente, de líneas rectas y contera Flat-Top.

Waterman decidió seguir con esta configuración clásica de pluma, aunque Sheaffer lanzó la gama Balance, con sus líneas aerodinámicas y forma de torpedo, en la misma época. Creo que no es equivocado decir que la marca quiso lanzar al mercado un clásico.

Confeccionar la pluma requería de más 300 operaciones artesanales, por lo que no se puede hablar de una pluma fabricada en serie, lo cual refuerza la intención de fabricar una estilográfica de lujo por parte de la marca.

La pluma tiene un estilo Art Déco muy marcado en todos sus componentes, los cuales pasamos a ver en profundidad a continuación.

El capuchón

La forma cilíndrica del capuchón combina a la perfección con el cuerpo de la pluma. La tapa y la falda del capuchón son de color sólido del mismo color de la boquilla de la pluma, entre los que se inserta el tubo, cuyo color coincide con el color del barril. En la falda del capuchón se puede apreciar un bonito anillo estilo Art Déco.

Capuchón de Waterman Patrician
Vista del capuchón

El clip

El diseño del clip, patente USD81246S de 1930, tiene ese estilo Art Déco que ya hemos nombrado, con líneas angulosas y duras. Bañado en oro de 14 ct, es equidistante de la tapa del capuchón y el anillo de la falda.

Patente del clip
Patente del clip

El cuerpo de la pluma

La contera y la sección de agarre son de color sólido, mientras que el resto del cuerpo es de bonitos colores marmolados que veremos más adelantes. En la contera se colocó el medallón del globo terráqueo de Waterman en metal, de estilo Art Déco muy cuidado.

Detalle de la parte superior de la pluma y el capuchón

El cuerpo marmoleado tiene unas líneas rectas que forman un cilindro. Da sensación de robustez y comodidad. La palanca de llenado típica de Waterman se remodeló para adaptarla al estilo de la pluma y hacer conjunto con el clip.

Vista general de una Waterman Patrician
Vista general de la pluma

El plumín

El plumín es el Ideal de Waterman, construido en oro de 14 ct. Es un plumín grande, como lo es la pluma en general.

Materiales

La parte plástica de la pluma está construida en celuloide, aunque los primeros modelos de la versión Jet, nombre para el modelo negro, estaban hechos con goma dura.

Waterman Patrician Jet de goma dura
Modelo Jet hecho con goma dura

Las partes metálicas están bañadas en oro de 14 ct y el clip es de oro de 14 ct.

Sistema de carga

La pluma se carga por palanca.

Sistema de alimentación

Waterman no introdujo ninguna novedad en el sistema de alimentación de la pluma. El sistema Spoon Feed, patentado por la marca en 1899, sería el elegido para la pluma.

Este sistema se caracteria por la inclusión de dos incisiones laterales en forma de cuchara, de ahí su nombre, cuyo fin era retener cualquier exceso de tinta, para evitar las gotas y garantizar un flujo de tinta continuo.

Colores

Inicialmente la pluma se comercializó en tres colores:

Jet (negro)

Disponible desde 1929 hasta 1936.

Patrician Jet
Pluma encapuchada
Cuerpo del modelo patrician
Detalle del cuerpo de la pluma

Jade o Emerald (esmeralda)

Disponible desde 1929 hasta 1936.

Patrician jade encapuchada
Pluma encapuchada
Patrician esmeralda posteada
Pluma posteada

Nacre (nácar)

Disponible desde 1929 hasta 1936.

Patrician nácar encapuchada
Pluma encapuchada
Patrician sin capuchón
Pluma sin capuchón

Turquoise (turquesa)

Disponible desde 1929 hasta 1936.

Waterman Patrician Turquesa
Pluma encapuchada
Patrician turquesa
Vista de la pluma sin capuchón

Onyx

Disponible desde 1930 hasta 1933.

Waterman Patrician Onyx encapuchada
Pluma encapuchada
Vista general de la pluma Waterman Patrician
Vista de la pluma sin capuchón

Moss-Agate (ágata musgosa)

Disponible desde 1932 hasta 1936.

Pluma Waterman Patrician Moss-Agate
Pluma encapuchada
Cuerpo de la pluma Patrician Moss-Agate
Vista general de la pluma

Lady Patrician

La versión de señora de la pluma se comercializó en 1930, con un menor tamaño y precio, ya que se vendía a 5 $ (unos 70 € actuales) y 3 $ más en compañía de un lápiz mecánico.

El clip de la pluma es mucho más corto, de estilo militar, que la versión masculina, además que cambiar su forma al igual que el anillos del capuchón, que se rediseñó por completo. El número de colores disponibles se redujo a tres.

Waterman Lady Patrician en Onyx
Lady Patrician en colo Onyx
Waterman Lady Patrician Moss-Agatha
Lady Patrician Moss-Agatha
Water Lady Patrician en negro
Lady Patrician negra

Cuando la gama Patrician se eliminó del catálogo de Waterman, el modelo femenino se introdujo en la gama Ink-Vue con cambios en el sistema de carga y más colores.

Dimensiones

Las dimensiones de la pluma son las siguientes:

Waterman Patrician

Longitud encapuchadaLongitud PosteadaLongitud del cuerpoDiámetro del barrilPeso
137 mm168 mm127 mm11 mm a 13 mm21 g

Lady Patrician

Longitud encapuchadaLongitud PosteadaLongitud del cuerpoDiámetro del barrilPeso
108 mmN.DN.DN.DN.D

Reedición de la pluma

Waterman decidió hacer una reedición dentro de la serie Man 100 entre 1992 y 1994, poniéndola a la venta en tres colores: coral, azul lapislázuli y verde esmeralda.

No se trata de una pluma exacta a la original, ya que el clip cambia, y está adaptada a la serien Man 100 con la que se comercializó.

Waterman Patrician Man 100 lapislázuli
Patrician Man 100 lapislázuli
Waterman Patrician Man 100 verde esmerald
Patrician Man 100 verde esmeralda
Waterman Patrician Man 100 verde coral
Patrician Man 100 verde coral

Anuncios

Anuncio de la Patrician de 1930
Anuncio para la Navidad de 1930
Anuncio de la pluma Patrician de 1930 en color Onyx
Anuncio del modelo en color Onyx
Anuncio Waterman Patrician
Anuncio italiano
Anuncio Art Déco Patrician
Anuncio italiano con motivos Art Déco
Anuncio con motivos clásico de la pluma Patrician
Anuncio italiano con motivos clásicos

Problemas de conservación

La pluma tiene numeros problemas de conservación. La decoloración, especialmente del modelo Onyx es algo muy frecuente. También lo es el agrietamiento del barril o el capuchón, y la oxidación del clip.

Coleccionismo

Se trata de una pluma muy codiciada por los coleccionistas, debido a las pocas unidades fabricadas. En especial, es difícil hacerse con un ejemplar en color Onyx, ya que su propensión al desgaste, hace que sea difícil hacerse con una en buen estado.

Su precio es elevado y depende de la condición en la que se encuentre. Se puede encontrar entre los 1000 – 1500 €, aunque una pluma en color Onyx en buenas condiciones puede pasar de los 3000 €.