Saltar al contenido

Eversharp Skyline

Eversharp Skyline

La Eversharp Skyline fue comercializada por la marca en un momento en que las ventas de la compañía estaban muy por debajo de las de sus competidores, Sheaffer y Parker. Aunque sus lápices mecánicos se vendían muy bien, su división de estilográficas no conseguía levantar cabeza, debido a la bajas ventas en EEUU de su modelo Doric.

La dirección de la compañía decidió cambiar la marca de Walh-Eversharp a simplemente Eversharp en 1940, quizá con la intención de dar una nueva imagen a la compañía y relanzar su sección de estilográficas. Pero esto no sería suficiente para incrementar sus ventas, por lo que se pusieron manos a la obra y dedicaron esfuerzos a diseñar una pluma que descatara en el mercado. El resultado de ese trabajo fue la Eversharp Skyline.

Historia

Eversharp contrató los servicios del diseñador industrial Henry Dreyfuss, responsable de muchos diseños conocidos, como la Polaroid SX-70, el teléfono 302 o la locomotora Mercury J3. Esta última tiene una relación especial con la Skyline, como podemos ver en la imagen inferior.

Imagen de la locomotora y los vagones de la serie Mercury J3, obra del diseñador Henry Dreyfuss
Locomotra Mercury J3, diseño de Henry Dreyfuss

Dreyfuss se puso manos a la obra con el encargo y patentó la pluma bajo las patentes USD132663S para el cuerpo, y USD132664S para el capuchón.

Patente de Henry Dreyfuss de febrero de 1941 en la que se patenta el cuerpo de la Eversharp Skyline
Patente USD132663S del cuerpo de la Eversharp Skyline
Patente USD132664S de Henry Dreyfuss por la que se patenta en febrero de 1941 el capuchón de la Eversharp Skyliner
Patente USD132664S del capuchón de la estilográfica Skyline

Tras acabar el trabajo, en 1941 se comercializó la Eversharp Skyliner, que en 1942 se acortó a Skyline, aunque, curiosamente, volvió en 1946 al primer nombre hasta el final del ciclo de la pluma.

Su nombre probablemente se deba a la intención de evocar a la incipiente industria de la aviación civil. Esto lo aprovechó la firma para publicitar la capacidad de la pluma para funcionar correctamente en vuelo, con eslóganes como «Magic Feed evita que la tinta se inunde o gotee en un avión … y, por supuesto, también a nivel del suelo».

La estilográfica Skyline fue un gran éxito para Eversharp, llegando a ser, en 1945, la pluma estilográfica más vendida en los Estados Unidos. Pero no todo fue fácil. La casa tuvo unas pérdidas al empezar la producción de 360000 $ de la época, que serían unos seis millones de euros actuales, inflacionando el precio, en cambio, esto no importó demasiado, ya que las excelentes ventas cubrieron los costes y Eversharp obtuvo beneficio con esta pluma.

Parte del éxito de la pluma se debe a la intensa campaña publicitaria que se hizo en radio, llegando, incluso, a patrocinar programas completos, como el concurso «Take It All», lo cual le proporcionó gran difusión.

Este concurso consistía en responder correctamente preguntas que, paulatinamente, iban aumentando la dificultad y la recompensa hasta los 64 $. Esto hizo que la compañía sacara al mercado una pluma con el capuchón en oro sólido, cuyo precio era 64 $. Desde luego, Eversharp no escatimó esfuerzos en marketing.

Skyline con el capuchón de oro macizo sacada al mercado con motivo del concurso "Take It All"
Versión de 64 $ con el capuchón en oro macizo

Aún con sus buenos números, la firma decidió ir retirándola del mercado, poco a poco, a partir de 1945, cuando la publicidad de la pluma empezó a desaparecer en favor de otros modelos, siendo reemplazada, finalmente, por la Symphony en 1948, siendo la pluma de los años 40 que más tiempo estuvo en el mercado y, también, el modelo más longevo de Eversharp.

Descripción de la pluma

El parecido de la pluma con la locomotora Mercury J3 es evidente. La forma de aerodinámica de torpedo del capuchón, unida al clip, que parece simular el humo que emana la locomotora hacia los vagones cuando está en movimiento, hacen que sea muy fácil identificar ambos diseños de Dreyfuss.

El diseño, a primera vista, es fuerte, contundete y pesado, debido a la robustez del capuchón, pero la pluma es equilibrada, tanto posteada, como sin capuchón.

El plumín

La estilográfica, como solía ser común en Eversharp, se vendió con una gama muy amplia de plumines para escoger: manifold (diseñada para hacer copias con papel carbón), semiflexible y flexible, además de, al menos tres tamaños, para adaptarse a cada uno de los tamaños disponibles, y varios puntos.

En el plumín se pueden observar varias inscripciones que rezan «Eversharp | 14 K | MADE IN USA», estando el nombre de la marca entrelineada.

El capuchón

El capuchón es lo más peculiar de este modelo. Esa forma que Dreyfuss le dio, hace a esta pluma inconfundible. Además, no solo existe un capuchón, sino muchos que, aunque con la misma forma, no comparten acabados ni texturas.

Las combinaciones de todos estos capuchones con los colores del cuerpo de laa pluma son muchísimas. Hay que tener en cuenta la longevidad de la pluma, como motivo para que existan tantos colores y variaciones, para conseguir mantener las ventas en el tiempo.

El clip

La forma del clip es poco frecuente, sobre todo si nos fijamos en su parte superior.

El clip, propiamente dicho, se suelda a un anillo que lo sujeta al capuchón y se curva envolviendo la forma semiesférica del capuchón, rodeando completamente su parte superior.

En cuanto a las inscripciones que se pueden leer en él, encontarmos en el clip el nombre de la marca, así como el sello de garantía de por vida a la altura del anillo, ya que en la época de la pluma todavía estaban permitidas esas desastrosas garantías.

En la parte posterior del anillo se puede leer la inscripción: «EVERSHARP SKYLINE. PAT. MADE IN USA».

El sistema de presión del clip es bastante curioso, ya que utiliza una palanca, que sujeta el tornillo del capuchón y que hace que, al estar sujetada mediante unas pestañas al clip de la pluma, hace siempre esté ajustado. El diseño patentado por F. C. Alexander en 1940.

Patente US2274393A del clip de la pluma Skyline
Patente US2274393A

Materiales

La década de los 40 se caracterizó por una revolución tecnológica que dio lugar a nuevos materiales y aplicaciones. El poliestireno fue uno de los materiales que se consolidaron en esta época, aunque ya había sido producido de forma industrial por BAFS en los años 30. Eversharp utilizó este material para la mayor parte de la producción de la Skyline, aunque las primeras unidades a rayas se produjeron en celuloide. El cambio al poliestireno suponía una gran ventaja frente al celuloide, ya que no necesitaba de mecanizado manual y, por tanto, ahorraba costes.

Aunque no parece que las Skyline hayan salido de mala calidad, el uso de este material, en algunos casos, resultó desastroso.

El clip está construido en latón y bañado en oro de 14 ct.

Todas las versiones del plumín se confeccionaron con oro de 14 ct.

Sistema de carga

La Skyline destaca por su diseño, pero no se caracterizó por sus innovaciones técnicas.

La pluma carga por sistema de palanca sin ningún tipo de característica que la haga destacar, aunque algunas versiones llevan un tubo en el alimentador para igualar la presión.

A pesar de esto, Eversharp llegó a diseñar tres mecanismos de palanca distintos durante toda la vida de la pluma.

Versiones

Se hicieron tres versiones de la pluma: estándar, demi y executive:

  • Estándar: fue el primer modelo que se confeccionó y tiene una longitud de 13,3 cm.
  • Demi: dedicada al público femenino, su longitud era de 12,5 cm.
  • Executive: es la versión más largar, con 14 cm de longitud.

Dimensiones

El modelo estándar de la pluma tiene las siguientes dimensiones:

Longitud encapuchadaLongitud del cuerpoLongitud del capuchónLongitud del plumínDiámetro del barril en la parte más anchaDiámetro del barril en la parte más estrechaDiámetro de la boquillaDiámetro del capuchón en la parte más anchaDiámetro del capuchón en la parte más estrechaPeso del capuchónPeso de la pluma
133 mm122 mm63 mm20 mm11,5 mm3 mm10 mm14 mm12 mm15 g10 g

Precio

La pluma tuvo una amplia gama de precios debido a la diversidad de materiales en las que estuvo disponible. El modelo más económico, completamente de plástico, costaba 3,5 $ (unos 55 € actuales), mientras que el modelo de gama más alta, fabricado en oro macizo de 14 ct, 125 $ (unos 1700 € en la actulidad).

Colores

Según los anuncios de la pluma, los colores en los que se comercializó fueron los siguientes:

Azul a rayas (modern striped blue)

Los modelos a rayas suelen conocerse entre los coleccionistas como Moire, debido al efecto visual que produce. La boquilla no sigue el patrón del resto del cuerpo, siendo negra.

Eversharp Skyline en azul moire encapuchada
Vista general de la pluma en azul con rayas

Verde a rayas (green modern striped)

Otra de las plumas Moire es en color verde. En este modelo el capuchón es del mismo patrón que el cuerpo.

Eversharp Skyline verde a rayas. Green modern striped en ingles. Efecto Moire
Vista general de la pluma en verde Moire

Roja a rayas (garnet modern striped)

Este atractivo color rojo a rayas negras, también entra dentro de la serie modern.

Eversharp Skyline en rojo desencapuchada
Vista de la pluma en rojo a rayas

Marrón a rayas (brown modern striped)

Esta pluma tien un diseño que evoca al típico color tortoise brown shell de Pelikan.

Skyline marrón a rayas
Modelo en marrón a rayas

Gris a rayas (gray modern stripe)

En esta versión en gris a rayas se puede apreciar que los modelos denominados Modern tenían una ventana indicadora del nivel de tinta.

Pluma estilográfica Skyline en gris a rayas Moire
Vista de la pluma en gris

Negro (jet black)

El clásico color negro también tuvo un lugar en el modelo Skyline.

Skyline en negro jet
Vista general de la pluma encapuchada

Azul navy (navy blue)

El azul navy, de moda en la época, también tuvo representación en el modelo.

Pluma estilográfica Skyline en azul navy
Modelo en navy blue desencapuchado

Verde marino (marine green)

Otro de los colores sólidos de la gama fue este verde marino.

Skyline en verde marino con capuchón dorado
Vista general de la pluma en verde marino

Rojo dubonnet (dubonnet red)

El rojo dubonnet está relacionado con el típico burgundy que se vendía en casi todos lo modelos de la época. El nombre procede de una bebida a base de vino.

Skyline en dubonnet desencapuchada
Pluma desencapuchada

Marrón (army brown)

Este color se diseñó para coincidir con el de la camisa del ejército americano.

Skyline en color marrón encapuchada
Vista de la pluma encapuchada

Gris plata (silver gray)

El último de los colores sólidos es este gris plata.

Skyline gris plata encapuchada
Plema en gris encapuchada

Versión en oro macizo

Ante el éxito de la pluma, Eversharp se atrevió a lanzar al mercado un modelo de oro macizo de 14 ct. Se trata de la versión de gama más alta y costaba en la época 125 $.

Estuche de la Eversharp Skyline en oro sólido con portaminas a juego
Presentación de la pluma con lápiz mecánico a juego

Anuncios

Como ya hemos comentado, las ventas de la pluma fueron muy altas. Esto se debe en parte a la campaña publicitaria que acompañó a la pluma, entre los que podemos encontrar los siguientes anuncios en prensa.

Anuncio de la pluma, proclamándola como el mejor instrumento de escritura de la época
Anuncio de la versión de 64 $ que se lanzó con motivo del concurso de radio
Otro anuncio de la pluma de 64 $ esta vez orientado al público femenino
Anuncio de la versión de lujo
En este anuncio se pueden ver los distintos modelos de Eversharp, entre ellos la Skyline
El eslogan de este anuncio versa que te arrepentirás de no tener una Eversharp

Papelería

La pluma venía con un folleto de garantía, que podemos ver a continuación.

Papeleria de garantía

Despiece de la pluma

El propio manual de servicio técnico nos ofrece unas ilustraciones perfectas para conocer el despiece de la pluma. Podéis descargar el manual en este enlace.

Gráfico en le que se puede ver el despiece de la pluma Eversharp Skyline
Desiece de la pluma

Coleccionismo

Si te gustan las plumas vintage la Skyline debe estar en tu colección. Se trata de una pluma muy diferente a sus contemporáneas y una verdadera obra de arte del diseño.

Es relativamente sencillo hacerse con un ejemplar en el mercado de segunda mano por unos 100 €. Si pensamos en plumas de materiales nobles, el precio cambia bastante, ya que superan los 1500 € y son muy escasas.

Reseña en vídeo

En este vídeo podréis ver una reseña sobre la pluma, así como pruebas de escritura en distintos papeles.